sábado, 3 de diciembre de 2011

El 2011 de Roberto Carballés

En la tercera entrega del análisis de la temporada de nuestros jóvenes tenistas, le llega el turno a Roberto Carballés. Tenista granadino, que comenzaba el año tras un 2010 donde, con tan sólo 17 años, había conseguido vencer un Futures. Hito que lo convertía en el tenista español más joven en ganar un torneo de esta categoría tras Rafael Nadal. Muchas esperanzas puestas en él, y un año por delante que prometía. Con grandes retos. 

Comenzó la temporada muy fuerte, pero se fue diluyendo a lo largo de la misma. Muchas voces hablan de que la principal causa ha podido ser el cambio de entrenador. De una u otra forma tiene 18 años y el 2012 tiene que consagrarse como el mejor jugador de la generación del 93. Generación muy rica en jugadores con un futuro interesantísimo en el panorama tenístico internacional. De los cuales hablaré en las próximas entregas.


El 2011 empezaba con Carballés situado en el puesto 660 del Ranking ATP. Puesto que mantuvo hasta el mes de abril, ya que disputó cinco Futures en España, en los cuales tan sólo consiguió llegar a 2ª Ronda en dos ocasiones. Principalmente se debió a emparejamientos duros. Los sorteos no fueron favorables para el tenista granadino enfrentándose a gente como Pedro Clar, Evgeny Donskoy, José Checa, etc.

Sin embargo, a partir de este cuarto mes del año, el juego de Roberto evolucionó de tal forma que durante prácticamente 3 semanas no tuvo rivales en la pista. Parecía que los torneos a este nivel se le quedaban pequeños. Y es que de forma consecutiva consiguió adjudicarse los Futures de Madrid-II y de Vic. Consiguiendo a su vez alcanzar la final en Lleida. Esto lo aupó más de 200 puestos en el ranking de la ATP. Con ello se aseguraba ser cabeza de serie en todos los Futures que jugaría desde ese momento. Parecía que Roberto, tras estos tres torneos, se comería el mundo.

Con todo el optimismo del mundo, y en una forma física inmejorable, Roberto Carballés afrontaba uno de sus principales retos del año. El Roland Garros Junior. Para muchos era el principal favorito. Quizá el ranking junior no le permitiera ser cabeza de serie número 1, pero en Ranking ATP si lo era. Pero algo no marchó bien, no se sintió cómodo en pista el granadino en sus partidos. Y en octavos fue eliminado del torneo. Un palo, aunque no tan agrio, ya que en dobles si se proclamó campeón haciendo pareja con Andrés Artuñedo.

El verano lo comenzó disputando un Futures en Marruecos donde llegó hasta cuartos, y después otro en Italia alcanzando los octavos de final. A final de julio tenía lugar el Campeonato de Europa Junior. Los resultados que obtuvo Carballés fueron excelentes, campéon en individuales ante el búlgaro Kuzmanov, y en dobles haciendo pareja con Ricardo Ojeda. Tras un mal Roland Garros, demostraba que era el número 1 junior a nival europeo.

Aprovechando esta tendencia positiva volvió al circuito Futures español. En Vigo, Orense y Oviedo, Roberto Carballés alcanzó las semifinales. Y es que fue apartado de las finales por tenistas como Pablo Carreño. Los cuales aún se encuentran aun nivel superior al granadino. El mes de agosto acababa como el 390 del mundo, con 18 años. Su ascenso parecía no tener freno.


No obstante, bajó el ritmo y su final de temporada no cumplió las expectativas. En septiembre tuvo WC en el Challenger de Sevilla, donde fue eliminado por Rubén Ramírez-Hidalgo. Probó suerte también en la previa del Challenger de Madrid, pero en el partido final de la misma cayó Romain Jouan.

La temporada no fue mucho más larga para él. Tres Futures en octubre donde solo llegó a octavos en dos de ellos y cayendo ante rivales presumiblemente inferiores. Al final 457 del mundo. Doscientos puestos por encima a como inauguró el año.

Personalmente, no pienso que el jugador se haya estancando. Quizá el cambio de entrenador conlleve un tiempo de adaptación. Y a buen seguro que está preparándose coincienzudamente para el 2012. ¿Objetivos para el próximo año? Consagrarse a nivel de Futures, y probar a jugar previas de Challengers. Y sobre todo seguir aprendiendo. Es el mejor jugador de una magnífica generación, no tiene que pesarle las esperanzas puestas en él. Tiene 18 años y un futuro enorme por delante.

NOTA: 8

2 comentarios:

Martín dijo...

Es un jugador con mucha proyección y confío en que esta temporada consiga empezar fuerte en futures para, si es posible, probar previas y cuadros finales de challengers y intentar arañar algun resultado importante. Creo que tiene potencial de seguir el camino de Pablo Carreño en el 2011 (aunque es muy difícil igualar lo que éste ha hecho)

franse dijo...

Desde luego, es vital que empiece fuerte, puesto que en marzo-abril defiende muchísimos puntos. Un mal comienzo lo puede hacer perder el privilegio de ser cabeza de serie.
Veremos que tal lo hace. Me parece super interesante ver esa "rivalidad" con Artuñedo. Del cuál habalré en breve.

Por cierto, el futuro dobles de la copa Davis, Carballés-Artuñedo, no tengo ningún tipo de duda.

Un saldo Martín y gracias de nuevo por pasarte por el blog ;)